PRINCIPIO DE LA COMPENSACIÓN PSICOPATOLÓGICA


Por: Lic. Pedro Alfredo Velazco Cruz


Después de casi diez años de estar inmerso de manera directa en las manifestaciones psicopatológicas de la conducta humana, me queda más que claro que el agresor; sobre todo aquel que se mueve influenciado por cuestiones directamente relacionadas con la sexualidad, tiene previo al contacto con sus víctimas una situación frustrante o alejada de las expectativas que inicialmente espero, es por demás conocido por los especialistas que la agresión tiene como parte inicial la frustración; misma que a su vez se desprende de la motivación experimentada, es decir existiendo un alto grado de motivación y cuando se presente el impedimento para el logro final de esa meta, aparecerá la frustración que traerá consigo la agresión, cada una de las tres situaciones será o se presentara con la misma intensidad que inicio la motivación.

El ser humano al experimentar la motivación de forma elevada o extrema en algunos casos, si no se lograra lo esperado por esa fuente de motivación, generara en él descontento y frustración; y lo más seguro también es que experimente la agresión, misma que dependerá del control personal de los impulsos.

Como una parte importante para entender el aspecto criminal que lleva a actuar a determinado grupo de individuos de una forma tan específica, inicie desde hace más de seis años observaciones en casos tanto históricos como recientes, mismos que tienen un común denominador: la exigencia de satisfacción sexual por parte del agresor, este estudio y análisis trajo como logro el acuñar un término que se asocia con estos comportamientos, LA COMPENSACION PSICOPATOLOGICA.

Es un comportamiento manifestado en las escenas del crimen que he analizado y donde no estaba aun el agresor, pero con aporte de la técnica de la perfilación criminal y el análisis conductual y victimológico, me enfocaba en pensar que el vinculo primario entre victimas y agresores ( sobre todo en casos seriales) es precisamente lo que denomino Compensación Psicopatológica.
Estoy convencido que el agresor previo al ataque con esas víctimas experimento una situación que personalizo y que su fuente inicial de frustración, tiene rasgos ya sean físicos o de personalidad directamente relacionados con sus víctimas, la víctimas fueron un blanco de su ira sencillamente por el hecho de recordarles a su antigua fuente de amor y ahora motivación de ira, sin duda el agresor entra en una etapa de conflicto técnicamente denominada “ Dicotomía Psicológica” ya que experimenta la sensación de “ Amor-Odio” por la misma persona, esto indica de forma automática una personalidad carente de aprendizaje de las situaciones de la vida y una inmadurez emocional por situarse en una etapa de anclaje emocional que difiere de época y persona.

Existen ejemplos claros que avalan este término y que cuidadosamente trate y analice con la intensión de diferenciar aspectos conductuales que sin duda al cumplir con los puntos importantes de este principio, darán de forma clara una visión amplia y ante todo aspectos psicológicos y conductuales que nos indicaran que tipo de agresor estaremos enfrentando.
En Seattle en el año 1974 Ted Bundy inicia una serie de crímenes de jóvenes universitarias victimas pertenecientes a una tipología específica, de rostro bello, cabello lacio y peinado con partidura en medio, todas abordadas de manera amable por un desconocido, cortés y apuesto joven; que luego de ganarse su confianza y en la soledad las sometía y golpeaba brutalmente de manera sistemática, esta conducta es propia de un asesino serial psicópata, es en estos casos donde se emplea el término “Compensación Psicopatológica”, mismo que trata de explicar el por qué de la elección de determinada víctima, en el caso especifico de Bundy se entiende que el activador de su desenfreno y pérdida del control de impulsos, fue la abrupta ruptura con el noviazgo de más de 2 años que sostenía con Stephanie Brooks, a quien idolatraba y quien era el sueño hecho realidad de Bundy, misma que lo abandonaría por considerarlo poco visionario en su vida futura, 5 años después iniciarían los ataques de Bundy, observando la foto de su ex, es más que evidente el parecido físico con sus víctimas.

El ataque hacia ellas era una forma simbólica de atacar a su ex, es aquí donde se activa la dicotomía “ Amor-Odio” atacando por frustración a alguien que es su motivación, pero este ataque simbólico es inspirado por una persona y va direccionado a otra.
En una ocasión durante un congreso me cuestionaba una joven asistente al mismo, el por qué no atacar directamente a su ex novia, que si bien hubiera dado muerte a Stephanie, pero evitado otras 33 víctimas, a lo que conteste que donde entra en acción este principio, su ansiedad y frustración es generada por esa fuente de amor y evita atacarla directamente asegurando con ello la prolongación así de esa relación patológica.

Existen por lo menos mas de 30 casos que sustentan este principio, Gacy, Juana Barraza, Gary Ridway, Gilberto Ortega o Jack el Destripador por mencionar algunos. Y pienso es posible establecer que en un porcentaje alto los agresores fueron motivados por una conducta sexual anómala inspirados en otra persona ajena a la que dañan.

Siendo esta ultima la que compensa la ausencia física de aquella que lo dejo marcado en su auto percepción y valía, dicha compensación que realiza en su mayoría de forma inconsciente es enfermiza, es una COMPESACION PSICOPATOLOGICA.

P. A. VELAZCO AMIF

No hay comentarios:

También te puede interesar