Nuevas armas contra el maltrato



Pedro Pablo Domínguez Prieto

Poco después de finalizar mi etapa como Escolta Privado en el País Vasco (a mediados de 2004), y por iniciativa de un grupo de compañeros, entre los que se encontraba mi amigo Xavier Gallo, se presentó por primera vez la propuesta de implantar servicios de protección a casos determinados de violencia de género. Este tipo de dispositivos, se antojaban una salida profesional para los varios miles de escoltas cuyo trabajo comenzaba a cuestionarse debido a la falta de actividad terrorista de E.T.A. ( su último asesinato se había producido el 30 de Mayo de 2003)...

Leer artículo completo:


No hay comentarios:

También te puede interesar