jueves, 22 de enero de 2015

INVESTIGACIÓN FORENSE DE MANCHAS DE SANGRE


Javier Durán


Pdf completo en: 

Las manchas de sangre son los indicios más clásicos y en cierto modo, los más importantes, y no sólo por el estudio que de ellas se puede hacer en el laboratorio, sino por el estudio que permiten en el propio lugar y las correspondientes deducciones.

La investigación de las manchas de sangre permite al investigador:
  • localizar y describir patrones individuales.
  • mecanismo de producción de la mancha.
  • dirección del goteo.
  • área de origen o localización de la fuente de la sangre.
  • tipo de objeto usado en el ataque.
  • presencia de un sujeto en la escena.
  • posición de la víctima, sospechoso y otros objetos.
  • la secuencia de acontecimientos del hecho.


Las manchas de sangre tienen distinto aspecto según el soporte:
  1. Tejidos absorbentes claros: rojo oscuro si son recientes y rojo ennegrecido si son antiguas. Las manchas lavadas adquieren un tono rosa de forma irregular.
  2. Tejidos absorbentes oscuros: generalmente son invisibles y deben evidenciarse con luminol (actualmente se usa otras sustancias que no alteran la composición de la sangre)
  3. Soporte no absorbente: escamas rojas, más según el espesor de la mancha, que se oscurecen con el tiempo.


PDF COMPLETO EN: 

La ciberviolencia en parejas adolescentes


Carla Pérez Portalés. Criminóloga.

Las redes sociales y los nuevos canales de comunicación han abierto un amplio abanico de posibilidades en la interacción de las parejas, especialmente entre quienes se han criado al amparo de la tecnología digital (los conocidos como nativos digitales), cambiando así su manera de relacionarse con los demás.

En los adolescentes de hoy en día, este fenómeno está más arraigado, y, como resultado, su sociabilización se ha visto fuertemente influenciada por las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) produciendo que sus relaciones de pareja estén muy vinculadas a ellas. Como consecuencia, se hace indispensable analizar la evolución de estos modos de interacción social desde un punto de vista criminológico, observando  “¿Cómo?”, “¿Quién?” y “¿Cuáles?” son las conductas que hoy en día están realizando o padeciendo los adolescentes.

Con afán de resolver esta serie de cuestiones, la criminóloga Carla Jabaloyas Ibañez consideró imperativo realizar una investigación real en forma de Trabajo de Fin de Grado que profundizara en las TIC y en su cada vez más estrecha relación con la violencia en las parejas adolescentes, aportando datos empíricos que pudieran describir cuáles son las conductas que más realizan estos adolescentes y qué colectivos están en riesgo de ejecutar activa o pasivamente dichas acciones.

Para realizar la investigación, Carla Jabaloyas contactó con alumnos de varios institutos, entre ellos el IES La Hoya de Buñol, a quienes preguntó sobre sus hábitos de comunicación, especialmente entre aquellos que tenían una pareja más o menos estable. Dentro de las conductas analizadas en su investigación, destaca el hecho de que 1 de cada 2 jóvenes de 15 años encuestados han reconocido abiertamente a Carla Jabaloyas que sus parejas se enfadan si no les cogen el teléfono móvil, así como 1 de cada 3 alumnos de 4º de la ESO reconoce mentir a sus parejas a través de la red. Dentro del género, revela que un 60% de las féminas y un 46% de los varones se enfadan si no le contesta su pareja y está en línea. Sin embargo, el 54% de las mujeres y el 42% de los hombres afirma sentirse controlados por su última conexión al WhatsApp, Facebook, Tuenti, etc. Estas solo son algunas de las conductas de connotación violenta que realizan estos jóvenes en sus relaciones de pareja.

Por sexos, las mujeres han puntuado más en preguntas relacionadas con conductas de enfado, prohibición de comunicar con ciertas amistades, suplantación de la identidad y en todas las relacionadas con el control de la pareja. Sin embargo, los hombres se han sentido más identificados con preguntas relacionadas con las conductas de amenazar, humillar, mentir, o menospreciar a la pareja, obligar a eliminar contenidos de la red y enfado si la pareja no le coge el teléfono móvil. Esto indica que mientras los hombres emplean una violencia psicológica mucho más directa como las humillaciones o menosprecios, las amenazas o las mentiras, las mujeres suelen ser mucho más estrategas ya que emplean una violencia más elaborada y, por tanto, menos visible como lo son el control de la pareja o la suplantación de la identidad.

Los datos arrojados por la investigación de la criminóloga Carla Jabaloyas son muy importantes ya que, sin caer en estereotipos, abren un camino a todos los criminólogos para realizar campañas de prevención sobre esta temática, donde las pocas que existen versan únicamente en violencia de género, dejando al margen esta violencia bidireccional que se ejerce en parejas adolescentes. Adentrándonos aún más en la temática de prevención, encontramos colectivos en riesgo, como lo son los jóvenes de 3º y 4º de la ESO y jóvenes con 14 y 15 años quienes más padecen y protagonizan estas conductas violentas, cayendo así en una regresión continua de valores.

Finalmente, tal y como postula Carla Jabaloyas en su investigación, los criminólogos deberíamos luchar por una adecuada integración de las TIC en nuestra sociedad sin que ello suponga un retroceso de valores como está sucediendo hoy en día en las parejas adolescentes, donde el respeto, la libertad de expresión o de actuación y la intimidad, entre otros, están decayendo a la estrepitosa velocidad de un “click” por segundo.

Con un verdadero afán emprendedor, en 2014 se creó dentro de la red social de criminólogos (www.criminólogos.eu) el proyecto CrimiTIC reuniendo a un grupo de criminólogos con la finalidad de colaborar para elaborar y aportar propuestas en el campo de la violencia que se ejerce en las relaciones interpersonales a través de las TIC. Al tratarse de un tema de última generación basado en conductas que pasan desapercibidas ante nuestros ojos, pero que no podemos obviar su existencia, los criminólogos debemos investigar y prevenir para ayudar a la población a ser capaces de hacer un uso correcto de las TIC.

En nombre de mi compañera Carla Jabaloyas y el mío, damos la bienvenida a CrimiTIC a todos los criminólogos que estén interesados en el estudio de esta temática que resulta silenciosa pero a la que queremos dar voz, fomentando iniciativas de programas de prevención e investigación. Nuestra intención es continuar con la investigación y publicar los resultados íntegros del trabajo de Carla Jabaloyas. Sin duda, estamos seguras de que entre todos podemos seguir trabajando y ampliando el campo de la investigación inicial para poder sacar resultados a mayor escala o incluso en otro tipo de ámbitos que no se hayan planteado aún. Invitamos a quien esté interesado a realizar cualquier tipo de aportación al grupo y a quien quiera unirse en nuestra iniciativa en la lucha por el buen uso de las TIC. Sean bienvenidos a http://criminologos.eu/groups/crimitic/

Bibliografía:

Jabaloyas Ibáñez, C. (2014) “La ciberviolencia en parejas adolescentes”. Disponible en: http://cj-worldnews.com/spain/index.php/es/criminologia-30/item/2808-la-ciberviolencia-en-parejas-adolescentes

Videos relacionados:

Comunicación de Carla Jabaloyas Ibañez: "Las TIC como factor de riesgo de la violencia en las parejas adolescentes" en el Seminario Interuniversitario de Criminología de Alicante el 31 de Octubre de 2014: 

El peligro de las redes sociales:

DELITOS ECONÓMICOS. DELITOS DE CUELLO BLANCO


Wakinaki PL Cádiz

Según la ONU, se definen como “cualquier delito no violento que da lugar a una pérdida financiera.” Los individuos y organizaciones cometen estos actos para obtener dinero, propiedades o servicios; para evitar el pago o pérdida de dinero o servicios; o para asegurarse ventajas personales o comerciales”.

Podemos distinguir el delito de cuello blanco individual que se produce cuando se cometen delitos para promover intereses personales. Se trata de delincuencia patrimonial y en ella encontramos delitos tales como estafas, apropiaciones indebidas y delitos fiscales. Igualmente podemos hablar de delito Organizacional de cuello blanco (colectivo) que se produce cuando los ejecutivos corporativos cometen actos delictivos en beneficio de su empresa mediante la sobrecarga o la fijación de precios, publicidad engañosa, etc. Son delitos de los poderosos y aquí podemos encontrar delitos contra los consumidores, medioambientales, contra los mercados y delitos de corrupción.

Generalmente el delincuente de cuello blanco es una persona socializada, no marginal ni enferma sino integrada en la sociedad (algunos sobresocializados), pertenecientes a clases altas o de gran poder económico. Su fin es conseguir el éxito y actúa grupalmente dentro del seno de una organización.

Estas características complementan las enunciadas por Sutherland y sus seguidores:

Utiliza su condición social para insertarse en el ámbito dentro del cual realizará  el hecho delictivo y se maneja con la credulidad o ignorancia de la víctima, por conocer la forma de realizar el ilícito bajo una apariencia legal.

El hecho criminal, no posee una trascendencia importante dentro de la sociedad, como puede ser un asesinato y posee la confianza natural de la sociedad hacia una persona debido a su posición política, social o económica.

Es respetado y genera la confianza que le abre las puertas a datos y lugares que a otros de diferente condición social, se le negaría.


Existe una escasa visibilidad del delito. El delincuente de cuello blanco realiza un golpe indirecto, sin tener contacto con su víctima.

¿SABES EN QUÉ CONSISTE UNA ENTREVISTA COGNITIVA?


Wakinaki PL Cádiz

La finalidad de la entrevista cognitiva no es otra que averiguar el grado de fiabilidad que puede tener la declaración de un testimonio (generalmente testigos) y cuyo resultado se obtiene a través del estudio del comportamiento humano.

Usada generalmente por psicólogos, éstos deber ser especialmente hábiles para poder conseguir la información de una persona con algún tipo de alteración. Por ejemplo si preguntas a un alcohólico sobre si bebe, posiblemente lo niegue pero si hablas con él sobre su rutina diaria, puede que acabe citándote las veces que visita el bar para beber una copa al cabo del día.

Dividida por muchos expertos en cuatro fases (Reconstrucción de las circunstancias, compleción, recordar en diferente orden y cambiar de perspectivas) entre las reglas de oro de la entrevista cognitiva podemos destacar la restauración del contexto de lo ocurrido para conseguir el más parecido posible al real. Así mismo hay que pedir a la persona que cuente todo lo que crea necesario (o no) incluyendo componentes subjetivos, haciéndolo de forma cronológica, asumiendo distintas perspectivas y poniéndose en el lugar de otras personas.


Hay que destacar que en los interrogatorios tiene lugar la transferencia inconsciente mediante la cual se añade información a la memoria pero sin intención de engañar.

Los operadores jurídicos (Policías) no suelen tener la misma concepción sobre el funcionamiento de la mente humana que los científicos y habitualmente se atribuyen los errores de los testigos a su voluntad (mala fe, intereses particulares…).


El tiempo es muy importante, desde que se observa el hecho hasta que se emite la declaración, llegando a jugar malas pasadas al igual que ocurre en situaciones de estrés. El efecto psicológico y los mecanismos de ansiedad que generan, reduce la fiabilidad de ese testimonio. Para la inmensa mayoría de las personas, los me­canismos de la memoria se bloquean en esas situaciones. 

Psicología e Investigación Criminal. Psicología Criminalista




La Psicología Jurídica es una de las ramas de la Psicología que más ha evolucionado y desarrollado en los últimos tiempos. Su objetivo es servir de apoyo a los distintos implicados en la administración de Justicia, entre ellos a las fuerzas policiales. En este sentido, la Psicología Criminalista surge como subdisciplina en la que se adaptan conocimientos, técnicas y estrategias de la Psicología para ser aplicadas a la operativa policial y a la investigación criminal. Este libro está dirigido a principalmente a miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, criminólogos, psicólogos, personal de seguridad y juristas. Aborda de forma amplia y completa cada una de las áreas de desarrollo de esta subdisciplina, organizando y estructurando el contenido de tal forma que sea práctico y ameno para los profesionales sin formación en Psicología. Presenta además una técnica novedosa diseñada por el autor, la Autopsia Psicológica Virtual. 

En cada una de las fases de la investigación criminal, el psicólogo criminalista va presentando sus posibilidades de apoyo y asesoramiento al equipo investigador, ofreciendo toda una serie de estrategias que pueden ser utilizadas para mejorar y optimizar la labor policial.

LA CONDENA DE LOS INOCENTES


Fernando Qualytel

Los hijos de cualquier sociedad del planeta están sometidos al peligro de convertirse en víctimas de verdugos escondidos en todas las capas sociales.  Independientemente de las raíces culturales de cada país, debería prevalecer el valor universal de protección de los menores.

Esto no siempre es así. Aunque hablemos de un país desarrollado, tercer mundista o una economía emergente, el fenómeno de la globalización expone al mismo peligro de una realidad injusta  a los menores de todo el planeta.

Existe una lucha legal continua para proteger a los menores contra la violencia sexual y otro tipo de delitos, como tráfico de órganos o adopciones ilegales,  dentro de sociedades en las que predomina un sentido  patriarcal y machista, que tolera y justifica, bajo un falso supuesto de orden social, la violencia contra la mujer y sus hijos.

Cuando la dependencia sociocultural y biológica de la mujer ha cesado respecto a esa sociedad machista y tradicional, ha generado  un resentimiento en algunos hombres, que ven en la independencia femenina la perdida de su propiedad. Una inseguridad que puede encontrar respuesta en la expresión de  distintos micromachismos. El sexo entendido como arma para combatir esa pérdida puede ser una de esas expresiones.

Las agresiones sexuales y los abusos a mujeres y menores, son  expresión de violencia machista. Se comenten abusos sexuales contra los menores, independientemente de su sexo y la edad legal de cada país.  En los conflictos armados los abusos sexuales son un arma física y psicológica que se emplea contra el enemigo.  Y existe un turismo sexual que comercia con menores.

El agresor sexual de menores tiene su primer comportamiento de abusos a temprana edad, siendo víctima de otros niños de su mismo vecindario, hermanos mayores u otros parientes . También es frecuente que los agresores sean los padres biológicos, padrastros, hermanastros, distintos profesionales o voluntarios que se dedican al trabajo con niños. Es frecuente que los abusos sexuales se repitan en el tiempo más de una vez en la misma víctima.  

Cuando la policía desarticula una red de pornografía infantil, encuentra como usuarios a ingenieros, informáticos, estudiantes, profesores universitarios, miembros del clero,  e incluso a mujeres y a otros  menores de edad.

Los menores, respetuosos con la autoridad de los mayores que deben velar por su integridad y felicidad, se ven sometidos al chantaje sexual que se manifiesta por parte del víctimario, cuando este amenaza con represalias u ofrece premios y regalos a sus inocentes víctimas.

Victimas atemorizadas y avergonzadas que no cuentan a nadie su terrible experiencia. Muchas veces el silencio del entorno familiar, y de la propia sociedad, ayuda al victimario a consumar su agresión sexual al quedar impune de todo delito.  Por miedo o vergüenza es difícil que una víctima  denuncie por si mismo los abusos sexuales a que ha sido sometido, recurriendo al silencio si no es apoyado por su familia o amigos para dar ese tremendo paso.

No extraña la cifra negra de víctimas de abusos sexuales que emerge, cuando una de estas víctimas denuncia a su verdugo y es secundado por todas las otras víctimas. No solo voluntarios que trabajan con niños o guías espirituales y religiosos son candidatos a convertirse en victimarios. En muchos casos de abusos existen problemas maritales y alejamiento sexual de la pareja.


Las víctimas de abusos sexuales se pueden convertir en abusadores tras la pérdida de confianza en sí mismos, y atacar a la siguiente generación. Solo la implicación de todos los miembros de una sociedad, puede evitar que se repita continuamente el título terrorífico que ilustra el relato de esta realidad.

TRAYECTO DEL DISPARO Y ORIFICIO DE SALIDA


LUCÍA BORT LORENZO. CRIMINÓLOGA

TRAYECTO

El trayecto es el recorrido que realiza el proyectil a lo largo del cuerpo, y que puede terminar por atravesarlo de manera completa, produciendo el orificio de salida.

PIEDELIEVRE y MICHOS establecieron los siguientes elementos del trayecto:

-Hinchazón de la piel.
-Despegamiento de los planos subcutáneos.
-El trayecto cónico o cilíndrico es más grande que el calibre del arma, y cuando el proyectil pasa esto se atenúa.

Es importante destacar que la trayectoria del proyectil dentro del cuerpo suele ser en línea recta, uniendo el orificio de entrada con el orificio de salida, pero existen algunas excepciones:

-Desviaciones: Se produce un cambio de dirección del proyectil por el choque con materia ósea.
-Migraciones: Arrastre del proyectil por el torrente sanguíneo.

La bala presenta un movimiento de tiro sobre su eje cuando es disparada, por lo que cuando atraviesa el cuerpo produce quemaduras por rozamiento y arranca esquirlas óseas y fragmentos de tejidos, que junto con otros elementos que arrastra produce lesiones múltiples.

Si la bala ha sufrido alguna deformación puede llegar el cuadro lesivo del trayecto.

El estudio del trayecto será útil para determinar la dirección del disparo, que ayudará para establecer la posición del agresor con respecto a la víctima en muchas ocasiones.

El trayecto podrá ser único o múltiple, dependiendo de si el disparo se ha producido con un único proyectil o con carga múltiple.

ORIFICIO DE SALIDA

Es la herida que produce el proyectil cuando sale del cuerpo. El orificio de salida no siempre está presente en las heridas con arma de fuego, sino que sólo se encuentra cuando el proyectil ha atravesada de manera completa los tejidos del cuerpo y sale al exterior. Pero hay veces que puede chocar con huesos o con otras partes duras de nuestro cuerpo y no salir al exterior. Si sí que hay orificio de salida se habla de heridas perforantes, y si no lo hay de heridas penetrantes. Además, a causa de este arrastre de trozos de huesos y de otros elementos, el diámetro de orificio de salida es mayor que el de entrada porque arrastra ciertos elementos, y presenta contornos irregulares y desgarrados. Cabe destacar, que el orificio de salida no tiene ni Anillo de Fisch, ni Tatuaje ni Zona de ahumamiento.

Son elementos característicos del orificio de salida:

-Generalmente el diámetro es superior al del orificio de entrada.
-Sus bordes suelen estar evertidos (signo contrario al orificio de entrada).
-Existe una mayor infiltración grasa que en el orificio de entrada.

-Carece de collarete erosivo y de limpieza (Anillo de Fisch), así como de tatuaje y de zona de ahumamiento.