El Follow de la Ley: El Twitter del Cuerpo Nacional de Policía.

Carla Pérez Portalés (España)

“140 caracteres más cerca de la Policía.”
Eduard Rodríguez Castilla (@eddtron).

Érase una vez una época en la que la tecnología de la información y la comunicación permitieron la aparición de nuevas figuras delictivas a través de las redes, expandiendo el mundo del mal al cibercrimen. Ante este peligro real, el Gabinete de Prensa del Cuerpo Nacional de Policía de España decidió hacer frente a esta problemática a través del buen uso de la red social Twitter como una herramienta de proximidad de los grandes defensores de la ley al ciudadano en la red. “¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, ¡es un tweet del Cuerpo Nacional de Policía!”. Y así es como todo comenzó.

Varios modelos biologicistas. Breve explicación de la criminalidad.

Wakinaki Pl Cadiz (España)

MODELO BIOLÓGICO CONDUCTUAL.

Según este modelo, la conducta se aprende por la observación, la asociación de estímulos y la consecuencia de nuestros propios actos (premio frente a castigo). El delincuente no ha desarrollado el modelo en cuanto al temor anticipado que supone “el castigo”.



La Justicia Restaurativa fortalece a la comunidad

Virginia Domingo (España)

Uno de los pilares de la Justicia Restaurativa es la participación, tanto de los directamente afectados como los que de una manera indirecta se ven "dañados" por el delito o el conflicto.
Por eso, las herramientas para aplicar esta justicia, serán más o menos restaurativas según se incluya a las víctimas, infractores y/o comunidad.



La utilidad de los insectos en la Investigación Criminal: Entomología Forense.

Paz Velasco de la Fuente (España)

El tiempo transcurrido desde la muerte de una persona es un asunto de vital importancia desde el punto de vista legal, para establecer la culpabilidad de un sujeto y para identificar a la persona desaparecida una vez encontramos su cadáver. Uno de los métodos más eficaces para determinarlo es la observación externa del cadáver, que incluye factores como la temperatura corporal, las livideces cadavéricas, la rigidez del cadáver, signos de deshidratación, lesiones externas a simple vista, mordiscos de animales e invasión de insectos.

Presos nuevos o presos viejos

Fernando A. Qualytel (España)

La teoría dice que cualquier preso puede ser rehabilitado. Pero  el  sistema  penitenciario del siglo XXI  refleja  una actitud de rechazo hacia los reclusos propia del siglo XX.  Muchos presos padecen problemas mentales que sólo pueden ser curados con prolongados tratamientos individuales. El éxito de ese tratamiento se mide a corto plazo en positivo en los centros penitenciarios, pero no garantiza la recuperación del paciente que  regresa a la caótica sociedad que le puso entre rejas.

Congreso Internaciónal de Criminalistica y Criminología los días 19 y 20 de Junio.

Presencial en España, POSIBILIDAD DE REALIZARLO ONLINE CON CERTIFICADO DE ASISTENCIA al resto de países. Contaremos con los mejores profesionales del sector.

Información e inscripciones en: www.escuelasuperiorcriminalistica.com

No dejen que se lo cuenten, les esperamos!!
















Algo de Criminología y Justicia Restaurativa

Virginia Domingo (España)
La criminología Del yo '(Garland 2001), considera que las personas que cometen delitos son como la gente normal. La persona que ofende es uno de nosotros, alguien que, por circunstancias, ha terminado en una posición que le llevó a actuar de forma ilegal y perjudicar a otros. Podría haberle pasado a cualquier ciudadano. Pero la criminología del yo puede "normalizar" al criminal de dos maneras diferentes. 

El mal compartido; cuando amar se convierte en matar.

Mónica Ballester (España)

Ya sabemos que existen muchos tipos de asesinos en serie y que dentro de este complejo ser criminal, existen infinitas motivaciones, conductas, modus operandi y firmas. No obstante, en este artículo me gustaría hablar no sobre EL asesino en serie, sino LOS asesinos en serie cuando se unen para cometer los crímenes, es decir, la pareja criminal.A lo largo de la historia criminal en el mundo, han existido varias parejas criminales en las que uno de ellos cazaba y el otro se aprovechaba de la víctima. 

Pasos de Peatones y Bicicletas




Por Juan Luis Segado

Ordenar el tráfico y evitar que coincidan los diferentes actores en los mismos lugares parece ser el éxito de evitar y prevenir accidentes de tráfico. 

Amor y Muerte. Mujeres Enamoradas de Asesinos: La Hibristofilia



Por Paz Velasco de la Fuente


“El amor no se asusta de nada”
                                                                       Séneca

A pesar del terror que causan a toda la sociedad, las numerosas muertes llevadas a cabo con sus propias manos y el triste drama de las familias de las víctimas, miles de mujeres en todo el mundo se sienten atraídas por asesinos, homicidas, violadores y maltratadores. Muchas de ellas, les envían cartas de amor, emails, fotografías  y algunas incluso han    llegado a casarse con estos asesinos en prisión. Otras han tenido y tienen contacto personal con ellos como asistentas sociales o abogadas. Sin embargo sobre esta atracción que algunas mujeres sienten por la violencia masculina se suele hablar poco e investigar, mucho menos.

Hemos de aclarar que no se trata de enclitofília, término que fue acuñado a principios del siglo XX por el criminalista francés Edmond Locard (1877-1966). Con dicho término describió la atracción sentimental y sexual que algunas mujeres sienten por los criminales y delincuentes famosos y muy especialmente por los asesinos y maltratadores de mujeres. La palabra enclitofília proviene del griego “kleitos” esto es amor a la fama y amor por las personas famosas, de modo que la palabra correcta para definir esta parafilia seria hibristofília, consistente en la atracción y amor que sienten ciertas mujeres por los asesinos en serie, los violadores, agresores y maltratadores. Este sentimiento que resulta incomprensible para el resto del mundo, se encuadra dentro de una patología que es estudiada y analizada por distintos especialistas desde hace años y la psicología lo deriva como un extremo del fanatismo, aunque a día de hoy aún no existe una patología para encuadrar esta conducta.

La psicóloga forense Katherine Ramsland afirma que la atracción que estas mujeres sienten por estos asesinos y criminales se debe en gran parte a causas psíquicas. Las mujeres que terminan casándose con asesinos lo hacen porque están convencidas de que con su amor podrán cambiar su comportamiento y convertirlos en hombres “buenos” aunque también determina que en otros casos la finalidad única y exclusiva es obtener notoriedad y salir de su anonimato. Los psicólogos Richard Wranghram y Dale Peterson, añaden una perspectiva biológica. Sus argumentos, que vienen respaldados por los estudios realizados a primates, afirman que las mujeres tienden a buscar al hombre dominante, fuerte, que sea capaz de proteger su vivienda y a su familia, aunque para ello tenga que matar.
         

¿Cuál es el perfil y cuáles son las motivaciones de estas mujeres?

- Probablemente sea una mujer que haya sufrido abusos en el pasado. En estas relaciones ellas tienen el control. Ellas deciden cuando van a visitarlos a prisión, o cuando contestan a sus llamadas. Esta posición dominante que ofrece la situación de que sus parejas estén recluidas, hacen que las mujeres puedan reestructurar y borrar su pasado.
- Suelen ser mujeres con una baja autoestima originada en la infancia o en relaciones anteriores.
- Aparecen fantasías de poder: “yo voy a conseguir que él cambie”. Su intención es cambiar a ese sujeto, convertirlo en una buena persona.
- La mayoría de las veces son relaciones románticas, sin contacto sexual.
- Ven al asesino como a un hombre repudiado por toda la sociedad, el cual necesita amor, compresión y dedicación y ellas son las encargadas de ofrecerles todo esto creyendo que así se generará un lazo de dependencia y amor incondicional hacia ellas.
- Noción errónea del novio perfecto: ella sabe donde está en todo momento y se recrea pensando que el convicto se pasa las 24 horas del día pensando en ella. Puede afirmar que alguien la ama, lo que la hace sentirse especial, pero sin tener que pasar por los problemas que a veces surgen en las relaciones personales y físicas.
- No los consideran responsables de sus crímenes, sino más bien una víctima de su pasado, de su ambiente familiar y de su infancia así como de las circunstancias que les han rodeado de modo que se solidarizan con él, hasta el extremo de enamorarse perdidamente.
- Suelen tener entre 30-40 año y existe un instinto maternal mal comprendido o desarrollado.


En el libro de la periodista Sheila Isenberg, Women who love men who kill, se explica a fondo y de modo muy detallado esta conducta. Describe como una mujer puede enamorarse de un hombre condenado por diversos asesinatos. Habla de romances intensos, donde el hombre que está tras las rejas dedica todo su tiempo a enamorar a la mujer que muestra interés por él a través de cartas, mails, poemas, cuadros o dibujos lo que hace sentir a su enamorada una persona importante, especial y única en el mundo.

Clifford L. Linedecker, en su obra Night Stalker (1991), describe a una joven que asistió a las vistas del juicio de Richard Ramírez y le envió cartas de amor y fotografías. En la página 202-203 se puede leer: “Siento tanta compasión por el  […] cuando le miro, veo a un chico agradable que fracasó en su vida porque nunca tuvo a nadie que lo guiara”.

En estados Unidos el “mercado de corazones solitarios entre rejas” lo lideran dos grandes sitios en la red: www.WriteaPrsioner.com y www.prisonpenpal.com . En la primera página web están registrados los perfiles de casi 6000 reclusos detallándose en que prisión están cumpliendo condena, que delito han cometido y a veces la fecha estimada de su puesta en libertad, si la hay. La mayoría de los reclusos publican una foto suya y un breve perfil de presentación. En este perfil figura la raza, religión, motivo de su condena, y que es lo que buscan: mujeres, asesoramiento legal o ayuda económica. Así de sencillo.

Jack Levin, profesor universitario experto en asesinos en serie (AS), considera que la sociedad es en gran parte responsable de este fanatismo hacia estos asesinos así como los expertos en el tema e investigadores y encargados de difundir estudios sobre los asesinos seriales. El hecho de que algunos asesinos produzcan en algunas mujeres las mismas emociones que un actor o un cantante, no es coincidencia. El AS representa la máxima expresión de la maldad, muchos son y han sido auténticos monstruos. Entonces ¿Por qué se enamoran de ellos? Su teoría es, que se enamoran de ellos (hibristofilia)  porque son famosos (enclistofilía) y eso las resulta interesante y tremendamente irresistible.

Como ejemplos que todos conocemos tenemos  el caso de Ted Bundy, que se casó con Carol Ann Bonne antes de que fuera ejecutado en la silla eléctrica (os dejo enlace donde Ted Bundy la pide matrimonio en el jucio) o Doreen Lioy que se casó con Richard Ramírez en la prisión de San Quintin. No tuvo tanta suerte la enamorada de Charles Manson, Afton Elaine Burton de 27 años de edad, ya que el asesino serial cancelo la boda al enterarse de que solo quería casarse con él para poder estar en posesión de su cadáver cuando el muriera y así poder exhibirlo con la finalidad de lucrarse económicamente.


BIBLIOGRAFIA:
·         http://www.leelofland.com/wordpress/dr-katherine-ramsland-could-you-marry-a-serial-killer
·         Isenberg, S. Women Who Love Men Who Kill. 2000, iUniverse.

Señales contra las distracciones Tecnológicas



Por Juan Luis Segado

Estas señales las podemos encontrar en La Manga del Mar Menor (zona de San Javier) que fue pionera en España, y en la Ciudad de Murcia, con el objetivo de concienciar a los peatones “in situ” de los peligros de cruzar mientras se atiende al “Whatsapp” o se escucha música. 

Profesionales de la Calle




Por Carlos SA Cas

No es la primera vez que hablo de los profesionales de la calle, tampoco será la última. Cuando digo profesionales, me refiero a esas personas que por no disponer de otros modos de vida se dedican a vender pañuelos, asistir a conductores en sus maniobras de estacionamiento, limpiar las lunas de los vehículos, incluso alguno que otro expone arte. Hablo de esos  que aprovechan el parón del tráfico en las zonas de gran afluencia para ofrecernos un servicio a cambio de unos cuantos céntimos, no importa que llueva, que haga frío o calor, ahí están,  sorteando vehículos cuando el semáforo se pone en verde para dejar que el tráfico se reanude.

¿Quién es Marnie?




Por Cristian Salomoni

Marnie es la película a mas alto contenido psicoanalítico de Hitchcock después de Recuerda. Una peli llena de simbolismos, de metáforas, alusiones que intenta descubrir los lados mas ocultos de la psique humana.
Esta película fue criticada duramente pero sin embargo completa la edad de oro de Hitchcock y después de 50 años ha sido revalorizada.
La pregunta que desde el principio nos ponemos es: ¿Quién es Marnie? El título nos dice que es una ladrona, pero más adelante nos damos cuenta que también es una víctima. Pero, ¿víctima de que? ¿Quién es realmente Marnie a un nivel mas profundo? ¿Qué ha pasado para que Marnie se convirtiera en una ladrona, que tiene miedo del color rojo y de las tormentas y que repudia a los hombres?

Grietas en la Pared







Por Vicente Garrido

Destacado: “La Policía y la Justicia son el último bastión de nuestra creencia en un mundo justo, o al menos no del todo injusto”.
Cuando la semana nos trae noticias inquietantes de la policía, hay motivos para preocuparse, y no porque el hecho sea común o frecuente, sino porque la Policía y la Justicia son los baluartes más sólidos de un estado de derecho, pues son ellas quienes distribuyen sanciones y penas; en suma, quienes controlan la fuerza directa aplicable por una sociedad. No podemos dudar de que tanto la una como la otra han sido piezas esenciales de la derrota de ETA y, en los últimos años, de la defensa de la democracia frente a la ola de corrupción con la que todavía estamos bregando.

Hotel Maldito




Por Fernando A. Qualytel



La victimización postpenitenciaria comienza con la puesta en libertad del  preso tras el cumplimiento de la pena.  La ley dicta que quién cumple la pena debe ser reintegrado a la sociedad con todos sus derechos como ciudadanos y  que sus antecedentes no significarán discriminación alguna  en su reincorporación a un trabajo digno.
El perfil marginal de muchos presos no nace en la prisión, sino en los barrios y espacios que no ofrecen  alternativa a la comisión de delitos,  y niegan a los individuos medios legales  de progresar en su proyecto vital.  Tengo en mente chabolas y barrios descritos en la teoría de las ventanas rotas. Si grave es el deterioro urbanístico de estos espacios, peor es el deterioro humano de sus habitantes.

La responsabilización del infractor en la Justicia Restaurativa





Por Virginia Domingo



El objetivo de la Justicia Restaurativa no es la reducción de la reincidencia, sin embargo, es una consecuencia inmediata de los procesos restaurativos, y esto se debe al fomento de la responsabilización del infractor por el daño realizado. Frente a la Justicia tradicional en la que generalmente no hay espacio verdadero y sincero para una responsabilización, la Justicia Restaurativa la fomenta no como la excepción sino como algo lógico y normal: El que hace algo mal debe hacer lo correcto para enmendarlo. La pregunta es ¿qué implica esta responsabilidad para la Justicia Restaurativa?. La asunción de responsabilidad para la Justicia Restaurativa debería implicar entender el contexto. Este contexto, es la comprensión de las cosas en perspectiva de otras cosas. Esto es importante, por ejemplo cuando muchos se centran en la Justicia Restaurativa y sus diferentes herramientas como procesos destinados a pedir perdón.

Psicosis

Por Cristian Salomoni
“Cuando más elaborado sea el malo, mejor será la película” decía Alfred Hitchcock, y el perfil psicológico de Norman Bates en Psicosis es uno de lo mas elaborado del cine.
Para poder explicar su conducta criminal tenemos que investigar en su pasado y en su entorno familiar. Algunas información nos llaman la atención. Norman era un niño sensible que vivió la experiencia del abandono del padre y se encuentra aislado en el Motel de familia: su prisión pero también su único refugio (como se nota en los diálogos con Marion). La madre (que no a caso se llama Norma) trasmite a su hijo un odio hacia a los hombres. Ella desahoga sus neurosis hacia su hijo, sometiéndolo a una relación de dominación y castración total, impidiendo su crecimiento mental al martirizarlo con sentimientos de culpa. Para lograr esta sumisión, lo ha educado con la creencia de que si algún día llega a abandonarla, al igual que lo hizo su padre, por otra mujer, algo terrible sucederá.

Esto es lo que pasa cuando te llega el libro 'Luces y sombras en Criminología'

Por Carlota Barrios Vallejo
'¿En serio me voy a poner tan contento como el nene de la foto?' No podemos garantizar una sonrisa igual de perfecta ni una mirada igual de viva, pero seguro que te hace ilusión saber que es un libro que te facilita conocer la relación entre iluminación y criminalidad sin tener que leer textos interminables en inglés durante meses (como la autora), ¡porque apenas vas a encontrar información en español!
'¿Y porqué me puede gustar este libro?' Pues muy sencillo: porque en él se resumen y analizan las investigaciones sobre iluminación y criminalidad más relevantes de EEUU y Reino Unido, por no hablar de que se sacan conclusiones para desarrollar dichas investigaciones en tu país (si es que en él los criminólogos no hacen estas cosas todavía).

El síndrome postviolación

Por Wakinaki Pl Cadiz
Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), antigua neurosis de guerra descrita en soldados después de una guerra. Este es el símil al cual se asemeja, en lo esencial, las respuestas psicológicas y de comportamiento de mujeres que han sido violadas (aunque el espectro es más amplio)
Un estudio sobre más de 300 mujeres violadas concluyó que el 57,1 % desarrollaron un TEPT y que en el 16,5% continuaba hasta más de 15 años después.
El síndrome postviolación tiene características especiales, sobre todo en una segunda etapa: la de reorganización que sigue a la de desorganización, con síntomas psicológicos, físicos y fisiológicos semejantes a otros tipos de trauma.

La Justicia Restaurativa no es "blanda" con los infractores

Por Virginia Domingo
Siempre he creído que la Justicia Restaurativa surgió por y para las víctimas, ¿por qué? porque aunque a muchos juristas les pueda resultar extraño, desde que se comete un delito hay una persona o varias que sufren las consecuencias de este hecho y el daño, son ellas las protagonistas. Esto es lo esencial; que además se haya infringido una norma creada por el estado y escrita en alguna código,esto es secundario.
Esta Justicia se centra en las víctimas y en cómo ayudarlas. Sin embargo, siempre existe debate entre los que nos dedicamos a esto, sobre si verdaderamente esta justicia está centrada en el infractor o en la víctima. Esta discusión me sigue pareciendo aún hoy carente de sentido y eso que surgen dudas entre los que se acercan a esta Justicia Restaurativa, sin conocer sus orígenes y el por qué.