martes, 22 de julio de 2014

Barcelona tendrá un registro de maltratadores de animales


Por Nuria Querol
El Ayuntamiento de Barcelona tendrá un registro de maltratadores de animales que deberá elaborar el Gobierno de la Generalidad. El gobierno municipal adquirió este compromiso a partir de la aceptación de una propuesta de ERC + Dcat + Rcat. La proposición de los independentistas tuvo el voto favorable de los grupos de CiU y PP, la abstención del PSC y el voto en contra de ICV-EUiA.
Ante una infracción grave se podrá proceder a inhabilitar a la persona a tener contactos con animales. Una medida que intenta evitar la reincidencia y dar un paso más en el respeto y protección de los animales. El registro permitirá elaborar todo un procedimiento de idoneidad psicológica que cualquier persona que conste en este deberá superar para volver a relacionarse con animales.
Nueve estados en USA han propuesto legislación para crear registros de animales abusador en lo que va de 2013. Los registros de maltratadores de animales animales exigirán que las personas de 18 años o más que están condenados por delitos graves crueldad hacia los animales sean registradas en la principal agencia de ejecución penal. Los maltratadores de animales están obligados a proporcionar su fecha de nacimiento, número de seguro social, dirección actual o ubicación, lugar de trabajo y tipo de delito de crueldad hacia los animales por los que fueron condenados. También pueden incluirse huellas digitales, una fotografía y una descripción de tatuajes, cicatrices u otras características distintivas. El acceso público a la información sobre maltratadores de animales se concibe como un medio de protección a los animales que pueden estar en riesgo de maltrato dada la tendencia a la reincidencia. También permitirá a los albergues garantizar que no se dan en adopción animales a individuos con antecedentes y permitirá a la policía comprobar si hay condenas anteriores en caso de ser denunciados por maltrato a animales. Los estados que han introducido propuestas legislativas este año son:
Arizona - SB 1161 Connecticut - HB 5205 New York – SB 1594 and A 2905 Hawaii - SB 0528 Oregon - HB 2394 Pennsylvania - HB 0265 and SB 0320 South Carolina - HB 3045 Vermont - S 0009 Virginia - HB 2242 Michigan- 4534 (2013) El Estado de NY ha aprobado la creación de un registro de maltratadores de animales (6/2013). Nueva York aprueba propuesta de Ley para crear un registro de maltratadores de animales
El Senador Greg Ball presentó una propuesta de Ley (S2305A) para crear un registro oficial de las personas que quebranten la llamada Buster's Law (Ley que considera el maltrato a los animales como delito en NY). La propuesta de Ley fue co-esponsorizada por Jim Tedisco, miembro de la Asamblea de Nueva York. El registro constaría de un listado de nombres, apellidos y direcciones de los maltratadores. Uno de los argumentos esgrimidos por los legisladores, ha sido el vínculo existente entre el maltrato hacia los animales y la violencia interpersonal. Más información en GEVHA. http://www.gevha.com En el 2012, el Pleno del Ayuntamiento de Mataró, aprobó una propuesta para crear un registro de maltratadores de animales. Uno de los objetivos de la iniciativa es que una persona con antecedentes de maltrato a animales pueda adoptar uno.

www.gevha.com
Grupo para el Estudio de la Violencia hacia Humanos y Animales


TRASTORNOS SOMATOMORFOS, FACTICIOS Y DISOCIATIVOS (2ª parte)

Por Wakinaki Pl Cádiz 
Continuación de este post publicado hace unas horas en el que se definían los trastornos somatomorfos y cuáles son los más habituales.
——————————————————-
Trastornos Facticios
Aparecen síntomas físicos o psíquicos fingidos o producidos intencionadamente. El sujeto reproduce o se provoca una enfermedad y a la vez busca remedio para ello. Supone una necesidad psicológica de asumir el papel de enfermo preferiblemente hospitalario. No tiene como la simulación el objetivo de eludir una responsabilidad concreta o de reclamar un beneficio.
Es conocido como Síndrome de Münchausen, el enfermo busca ingresar en hospitales y prolongar el internamiento provocándose síntomas.
En ocasiones puede darse el Síndrome de Münchausen inducido o “por  poderes” que es cuando un adulto lo produce sobre niños o personas a su cuidado. Generalmente la madre sobre un hijo pequeño provocando su internamiento hospitalario. Puede llegar hasta el homicidio incluso de más de un miembro de la familia.

 Trastornos disociativos
La disociación es un fenómeno de abandono de la realidad pero no por proceso psicótico sino  por intensa  angustia. Son  varios  los  fenómenos que  pueden  darse en  este sentido, a  veces tan espectaculares que en ocasiones llegan a denominarse “Pseudo‑psicosis histérica”, los más importantes son:
1.‑ Amnesia Disociativa o Psicógena: incapacidad repentina  para  recordar información personal importante.
2.‑ Fuga Disociativa o Psicógena: viaje repentino e inesperado, con incapacidad para recordar el propio pasado.
3.- Trastorno de identidad disociativo. Personalidad múltiple: estados   de personalidad diferentes, con formas de percibir y relacionarse diferentes.‑
4.‑ Trastorno por despersonalización: sentirse  observador de uno mismo, como un autómata o como si se estuviese soñando.
5.‑ Trastorno disociativo no especificado: se incluyen aquí otros trastornos disociativos como los  estados de trance  que se producen tras un fuerte estrés emocional, o los estados histéricos que aparecen tras una prolongada e intensa situación de persuasión coercitiva como los lavados de cerebro en  sujetos cautivos o miembros de sectas. Y el Síndrome de GANSER que es un cuadro de desorientación, amnesia y síntomas de conversión; con lenguaje pueril y vago (respuestas aproximadas) que se produce en sujetos en situación de privación de libertad.


TRASTORNOS SOMATOMORFOS, FACTICIOS Y DISOCIATIVOS (1ª parte)


Por Wakinaki Pl Cádiz

Trastornos somatomorfos
Se llaman así a los trastornos que ocurren cuando la angustia se expresa a través del cuerpo y no a través de síntomas psíquicos. Los más frecuentes son:
1.‑ Trastorno de somatización: síntomas físicos  que no pueden explicarse por ninguna patología orgánica y que obligan a la toma de fármacos o a múltiples consultas médicas alterando el sistema de vida
2.‑ Trastorno de conversión: Pérdida o  perturbación  de una función física (andar, ver, hablar, etc.) claramente relacionada con un factor psicológico estresante. El individuo no es consciente de ello, no se produce intencionadamente. Antiguamente se le denominaba Neurosis Histérica. Un ejemplo clásico es de la chica que sufre una violación y a partir de ese momento reprime  el acontecimiento (no lo recuerda) pero no puede andar o deja de hablar.
3.‑ Trastorno por dolor (o dolor somatoforme): dolor de al menos  seis meses de duración que no se explica por ninguna otra patología.
4.‑.Hipocondría o Neurosis hipocondríaca: Preocupación, miedo o creencia  de tener una enfermedad grave que no se demuestra por exploraciones físicas, persistiendo el miedo a  pesar de éstas.
5.‑Dismorfofobia o Trastorno Dismórfico: preocupación excesiva por un defecto imaginado del aspecto físico o por leves anomalías físicas que se exageran.

ACCIDENTOLOGIA VIAL EL AUTOMÓVIL DEL FUTURO, ¡CON IMANES!


Por el Lic. Mario Murrieta.
Esta vez sí, el futuro se plantea inesperado: sería muy raro que a algún director de cine de ciencia ficción o a un escritor futurista se le haya ocurrido una idea semejante a la que ha comenzado a desarrollar la firma sueca Volvo. La conocida compañía fabricante de automóviles ha revelado a los medios de comunicación que se encuentra actualmente en la fase de desarrollo de una nueva tecnología que podría provocar una revolución sin precedentes en la industria automotriz: un coche automático que funciona… ¡con imanes! Para llevar adelante este proyecto novedoso de automoción, ya se están realizando las primeras pruebas en Suecia, más precisamente en la localidad occidental de HÄLLERED, donde se encuentran las instalaciones de prueba de Volvo, inauguradas este año.
Allí se ha construido una carretera que cuenta con una serie de imanes colocados a 10 centímetros de distancia entre uno y otro, que deberían ser detectados, si todo sale según lo planeado, por los sensores del automóvil, de modo tal que este circularía autónomamente. Estos sensores que están siendo desarrollados por la Volvo tienen la capacidad de medir 500 informaciones por segundo. Según los ingenieros de la compañía, el coche podría alcanzar una velocidad de 150 kilómetros por hora dentro con una conexión óptima entre sensores imanes. Esta nueva propuesta, ambiciosa y sorprendente, se enmarca en una búsqueda de Volvo en cuanto a la “SEGURIDAD ACTIVA”, es decir la inversión en nuevas tecnologías que, más que confort o potencia, generen nuevos paradigmas de seguridad.


Crisis económica y suicidios ¿relación?

Ana Quevedo
Periodista. Licenciada en Criminología y profesora de Lengua/Literatura e Historia de las Civilizaciones
Solo asistí a una práctica de Medicina Forense durante mis estudios de Criminología. Durante el trayecto al Anatómico (un sábado a las 8 de la mañana) rogaba que las autopsias no tuviesen relación con dos casos: víctimas de accidentes de tráfico y suicidios. Pues bien, me tocaron esos dos. Un joven que tan solo unas horas antes había fallecido en la carretera y una mujer que se había quitado la vida. Dos muertes crueles, demasiado. La primera porque un chaval, de apenas 20 años, no podía estar encima de la mesa de autopsias de mi profesor. No. Era demasiado joven para que la vida se la hubiese arrebatado la carretera en solo unos segundos. Y aquélla mujer tampoco debía estar en la mesa de autopsias ¿Cómo puede sentirse una persona para mandarlo todo al ‘carajo’?
No es la primera vez que escribo de este tema. Desgraciadamente, ya son muchas las ocasiones en las que mis post, desde 2013, tratan sobre crisis económica y su posible relación con los suicidios. Este fin de semana, dos expertos en salud mental afirmaban lo que hasta ahora escribía: existe una relación directa con la crisis y los suicidios. El suicidio se ha convertido en la primera causa de muerte no natural en España.
Solo el que se levanta cada mañana y no sabe cual es su rumbo; el que manda decenas y decenas de CV sin respuesta; el que toca puertas y ninguna de ellas se le abre; el que no tiene para pagar la luz, ni el agua, ni su hipoteca y un día viene y le dicen “fuera”; el que ve como no tiene ni un mísero euro para alimentar a sus hijos; el que no sabe ya no cuál será su futuro, sino su presente… Él o ella, sólo ellos saben lo que es sufrir hasta el extremo de acabar con todo. Incluida su vida. Como dijo una vez un amigo: “hasta que la desgracia no toca tu puerta, desde fuera todo es fácil y sencillo. Pero cuando entra, entonces es cuando comprendes al que tenías al lado y no le ayudaste. Ni tan siquiera lo comprendiste”.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España ocupa el puesto 58 entre 101 países estudiados en tasas de suicidios. Dos expertos en Salud Mental y profesores de la Universidad de Barcelona, los doctores Antoni Talarn, psicólogo clínico y Joseba Achotegui lo afirmaban así de rotundo en una entrevista concedida al periódico Público: “las crisis favorecen todas las desgracias”. Para Achotegi "Lo más importante (en relación a los suicidios) es el grado de vulnerabilidad de individuo; las limitaciones que el propio sujeto lleva en sí, de muy diverso origen: desde la herencia genética hasta sus problemas de socialización, pasando por las malas experiencias de la infancia y, por supuesto, las adversidades socioeconómicas. En individuos con alta vulnerabilidad, el desempleo puede ser uno de los factores que incrementan el riesgo de suicidio[1]
Ahí fuera, en el mundo real, el que no queremos ver, incluso en el que nos ponemos una careta o giramos la cabeza cuando vemos a alguien con la mano tendida pidiendo una limosna. En ese en el que limpiamos nuestras calles de ‘sin techo’ (mendigos) porque ofrecen a los turistas “mala imagen”. Es ese mundo, nuestro mundo, dónde hay mucha, demasiado, gente que sufre en silencio. Quizá, como me explicaba hace unos meses una voluntaria de un banco de alimentos uno de los mayores problemas es la vergüenza que sienten personas que pertenecían a la clase media y que ahora, en cuestión de meses, se han quedado sin nada. Sin nada. Ese vacío económico y esa vergüenza convertida en desesperación quizá sea una de las principales consecuencias del por qué el ser humano decide acabar con su vida
Varios estudios sociológicos que se están desarrollando en la actualidad ya lo pronostican: dentro de una década, la tasa de pobreza va a rondar cifras escalofriantes. Intermón Oxfam alertó hace ya unos meses que si la tendencia actual continúa igual (en la actualidad, uno de cada cinco españoles vive ya por debajo del umbral de la pobreza)  en España habrá más de 20 millones de pobres en 2025 de que si se continúa. Casi la mitad de la población actual.
Post publicados en Criminología y Criminalística sobre Crisis económica y suicidios (links para su lectura). Les invito a su lectura para un tratamiento más criminológico del tema.

·         Crisis: ¿delinquir para subsistir? (28 de mayo 2014) http://bit.ly/1k0YtES

·         LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS: depresión, suicidios, consumo de alcohol-drogas y ¿violencia? (I) (5 de marzo 2014): http://bit.ly/1hOEFSK

·         LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS: depresión, suicidios, consumo de alcohol-drogas y ¿violencia? (II) (5 de marzo 2014): http://bit.ly/1n1IV5r

·         DEPRESIÓN: LA ENFERMEDAD DEL S.XXI (I) (17 de diciembre de 2013): http://bit.ly/1zV5TAk

·         DEPRESIÓN: LA ENFERMEDAD DEL S.XXI (I) (17 de diciembre de 2013): http://bit.ly/1zV5TAk

·         ESTADOS DE ÁNIMO EN TIEMPOS DE CRISIS (II) (29 de diciembre de 2013): http://bit.ly/1mugW9w




[1] Extracto de la entrevista a Talarn y Achotegui en el periódico Público.

LA VÍCTIMA INDIRECTA EN EL SINIESTRO VIAL. (PAQUI VELASCO)


Por Carlos Sa C (colabora Xiomara Hdz)
He tratado con víctimas de siniestros de tráfico y con delincuentes viales, dos realidades completamente opuestas. Tanto por cifras como por costes económicos, las víctimas de accidentes o siniestro viales reflejan datos más significativos.

En España, el porcentaje de víctimas de accidente de tráfico está a la cabeza por encima de la violencia de género, o víctimas del terrorismo. En el año 2013 fallecieron en las carreteras españolas un total de 1.128 personas, todas ellas víctimas de accidentes o siniestros viales, pero ¿cuántas víctimas indirectas deja un accidente o siniestro? Actualmente no existen datos que lo reflejen.

Cualquier allegado a la víctima, tanto padre, madre, hermano, o pareja se considera víctima indirecta. Considerando el porcentaje de accidentes o siniestros de tráfico que se producen, la cantidad de víctimas indirectas es infinita. Igual de infinito es el dolor de una de las víctimas indirectas, Paqui Velasco, que tras varios años de lucha, aún padece las secuelas de la trágica pérdida de su hija, Sonia Ruesca Velasco.


UN SINIESTRO VIAL

- El día 24 de diciembre del 2009 mi hija tenía que llegar a casa a cenar a las 20,30 y cuando eran casi las 21h. empecé a llamarla, pero ella ya no me contestaba. Empecé a preocuparme y a decírselo a mi sobrino el cual también empezó a llamarla. Me puse tan nerviosa que salí con el coche a buscarla, fui a su piso y no había nadie, a casa de mi hermana, empezamos todos a llamarla y yo después de intentarlo muchas veces finalmente me salía que estaba apagado y ahí fue donde supe que algo le había pasado.

Su intuición materna le alertaba de  que algo grave le había ocurrido a su hija, pero jamás se imaginó este fatídico resultado, el cual le cambiaría su vida por completo. Su hija había sido víctima de un aparente accidente de tráfico, pero ella no sabía que se convertiría en una víctima que sufriría tanto o más que quien sufre directamente el siniestro.

-Cuando me dirigía a la policía llamó mi hermano a mi sobrino que iba a mi lado en el coche y me dijo: para y déjame que conduzca yo. Ahí supe lo que había ocurrido y exploté a gritos y a llorar preguntándole que pasaba -y me dijo: lo peor Paqui. Ahí ya no era yo, nos fuimos para casa de mi hermana donde estaba la policía en la puerta que ya les había llevado la bolsa con las pertenencias de mi hija, me tire del coche en marcha gritándole a los policías donde estaba mi hija y al principio no me decían nada y después me dijeron que estaba en el tanatorio, me llevaron allí y no pude verla.

La impotencia, la ira, y el shock se apoderaron automáticamente de Paqui. El desgaste, tanto físico como psicológico es bastante notable en pérdidas de familiares directos, como es este caso. Solamente la víctima indirecta será consciente del sufrimiento emocional que percibe. Respecto a los agentes que acudieron a casa de su hermana para comunicar la noticia, no fue tarea fácil, dado el nivel traumático que ostenta en sí la noticia. No requiere el mismo apuro enfrentarse a una mala noticia, la cual puede ser esperada, que a una trágica e imprevista como es el caso de Sonia.

-Ella se equivoco de cruce y fue a dar la vuelta en el cruce de la base y se paró en el stop, ella pensó que le daba tiempo o q no lo vio venir se metió en la carretera y justo cuando estaba en medio y saliendo en primera el otro coche le dio de lleno en la puerta trasera abollando el centro y parte de la suya ,el coche de mi hija dio una vuelta , girando sobre el mercedes que la arrolló y en solo una vuelta ,se le rompió el cinturón como si se lo hubieran cortado a ras ,le salto el airbag ,se dio con la frente en el espejo el cual se le abrió una brecha enorme a consecuencia de ello perdió el conocimiento , la puerta se abrió  y salió despedida a 14m siendo la caída mortal,rompiéndose el cuello y la cara como cayo en un bancal tenia cantidad de heridas.

Según el dictamen de uno de los peritos de la causa, en el momento en que Sonia reanudó la marcha, creía que le daba tiempo de incorporarse a la vía principal ya que no contaría con el gran exceso de velocidad del vehículo que le impactó.

-La policía al llegar al lugar le hizo la prueba de alcoholemia, pero posteriormente en el juicio lo negaron, todos dijeron q no se acordaban de cuanto había dado y se lo llevaron a comisaria donde se la volvieron a hacer pasados 40 o 50 minutos y dio 0,43.

Una vez más el alcohol está presente en este tipo de tragedias. Si este conductor no hubiera estado influenciado por el alcohol y circulando a gran exceso de velocidad, el resultado probablemente hubiera sido diferente, como mínimo menos grave. Quizás, ni hubiera ocurrido, no debemos de olvidar que Sonia podía haber sido cualquier persona lo único que la diferencia de cualquiera de nosotros es que ella se encontraba en ese lugar, donde un vehículo con un conductor sin reflejos circulaba a un gran exceso de velocidad.

-En la sentencia toda la culpa fue para mi hija por pasar el Stop después de estar parada y pensando que le daba tiempo o que no lo vio y a el no le hicieron nada se fue de rositas pagaron una indemnización los 2 policías que testificaron mintieron y la reconstrucción de los hechos quedo en agua de borrajas porque al perito de la reconstrucción le dijeron que lo había sacado de un libro. Tuve el apoyo de varios psicólogos, de varias asociaciones, mientras me encontraba en tratamiento tuve que aguantar cosas, como que solo buscábamos dinero, en ese momento sentía que quería morir. Me sentí engañada, impotente, sabiendo que no hice lo suficiente por mi hija, porque si este criminal hubiera ido a la velocidad adecuada o hubiera actuado con reflejos suficientes el resultado hubiera sido otro mi hija podría estar viva.

Las asociaciones para víctimas de accidentes de tráfico desempeñan una función fundamental en el apoyo de las víctimas, así como el apoyo de los psicólogos. Pero una vez más observamos como la etiqueta de víctima la impone la sociedad, hay quien cree que Paqui no es una víctima sino que lo único que quiere es ganar dinero, y en realidad lo que ha ocurrido es que ha perdido a su  única hija.

-Mi vida después de 4 años y casi 7 meses es peor que antes, no tengo vida, solo pienso en como una persona después de matar a otra sigue disfrutando de su vida. Sonia Ruesca Velasco era una chica responsable, trabajadora con un futuro por delante, llega un borracho y acaba con su vida. Siempre las víctimas somos las que pagamos los platos rotos, no se hace justicia. ¿Qué ocurriría si le pasa a sus hijos? Hasta que esto no cambie seguirán cayendo víctimas jóvenes, basta ya por favor. Personalmente me he quedado sin mi única hija y sin nadie sobre todo sin ganas de vivir, vacía, sin ilusiones, esto no es vida, siento que los psicólogos y psiquiatras no me ayudan en nada.

Nos encontramos ante un proceso de duelo patológico. Sabemos que el duelo es un proceso propio, esencial a la condición de vida, característico, y común en el 100 % de las pérdidas en toda la comunidad humana. Una pérdida siempre es dolorosa por lo que se necesita un tiempo y un proceso para volver a conseguir un equilibrio normal, que se logra o se constituye con este proceso de duelo que he nombrado anteriormente. El que sufre de duelo patológico no logra alcanzar la aceptación de una pérdida y es incapaz de seguir adelante con su vida sin un tratamiento médico.

Hay que tener en cuenta la proximidad de la víctima con la víctima directa, que al ser madre e hija la pérdida es más traumática, y también se tendrían en cuenta las circunstancias relacionas con la pérdida, ya que, como he destacado, no se tomaría del mismo modo una muerte “esperada”, como es el caso de las ancianos o pacientes paliativos, como puede ser esta, una muerte imprevista por causa de un accidente de tráfico. Probablemente, es incapaz de superar la pérdida debido a la fuerte dependencia que significaba su hija, teniendo en cuenta que era hija única.

Se debe actuar con un enfoque reactivo hacia la madre de la víctima, promoviendo la expresión de los sentimientos, proporcionando acompañamiento emocional, estimulándola para hablar y así que descargue su ira y desahogarse. Tener en cuenta que el apoyo emocional debe ser muy personal e individualizado. Explicar a la madre de la víctima que los síntomas que padece (ansiedad, ira, sentimientos de culpa, etc.) son reacciones normales que desaparecerán con el paso del tiempo. Es un proceso largo y complejo, pero con la ayuda adecuada, con el paso del tiempo, se resolverá como es debido.  


lunes, 21 de julio de 2014

PRIMERA SANGRE


Por Fernando Alser Qualytel
En la Edad media, cuando se ordenaba a un caballero, recibía una palmada a mano abierta  en la cara, ritual que marcaba ese momento como  la última vez que aceptaría una ofensa  sin devolver un desafío. De esa tradición medieval, se entendía que  cualquier caballero que fuese golpeado con un guante estaba obligado a aceptar el desafío,… o dejar en baja estima su honor.A la mínima demostración de desprecio u ofensa hacia un miembro de la alta sociedad, los partidarios del ofendido demandaban una satisfacción del ofensor. Golpear al ofensor en el rostro con un guante, o tirar el guante al suelo delante de él, era el detonante para batirse en un duelo  y zanjar el asunto.Cada parte en disputa, debía elegir un padrino que acordaría el lugar destinado a convertirse en campo del honor. El padrino daba fe del ritual: tenía que verificar las armas, las reglas y en caso de que su representado falleciera, hacerse cargo de su cuerpo para ser entregado a sus familiares y dar parte ante la autoridad. Los duelos se efectuaban tradicionalmente al amanecer. La parte ofendida podía  estimar su satisfacción en los siguientes términos:“A primera sangre”, en cuyo caso, el duelo  finalizaba tan pronto como uno de los duelistas resultaba herido, incluso si la herida fuese leve. Hasta que uno de los contrincantes fuera “severamente herido”, de forma tal que se encontrase físicamente incapacitado para continuarlo. Y finalmente, “A muerte”, en cuyo caso no habría satisfacción hasta que la otra parte estuviera mortalmente herida. Era común encontrar duelos “a pistola”, donde cada parte disparaba su arma sin acertar al blanco. Era en este punto donde el desafiante  finalizaba el duelo al obtener su satisfacción ante la ofensa. Menos común, pero no menos cierto, era cuando  el duelo continuaba hasta que uno de los caballeros fuera herido o muerto. Pero, un intercambio de más de tres series de disparos era considerado bárbaro, además de ridículo, por la falta de puntería.La parte ofendida podía detener el duelo en cualquier momento, si creía satisfecho su honor. Para un duelo de pistolas, las partes debían ubicarse espalda contra espalda con sus armas cargadas en la mano, y caminar un número prefijado de pasos, volverse al oponente y disparar. Típicamente, cuanto más grave era el insulto, menos eran los pasos a caminar. En muchos casos los padrinos solían demarcar el suelo previamente, indicando el punto donde los duelistas debían detenerse, girar y disparar. A una señal, frecuentemente un silbato, los oponentes podían avanzar hasta las marcas y disparar a voluntad. Bajo estas condiciones, una o ambas partes podían intencionalmente errar el disparo, con el objetivo de cumplir las formalidades del duelo, sin pérdida de vida u honor .Una práctica habitual de algunos duelistas. Hacer esto, obviamente, resultaba muy arriesgado, si el oponente no estaba dispuesto a hacer lo mismo.El duelo fue un tipo formal de combate o justa practicado desde el siglo XV hasta el siglo XX en las sociedades occidentales. Defendido como un combate consensuado entre dos caballeros, que utilizaban armas mortales de acuerdo con reglas explícitas o implícitas que se respetadas por el honor de los contendientes.En general, y especialmente durante las últimas décadas del siglo XX, el duelo se consideró un acto ilegal en la mayoría de los países. El objetivo no era, a priori, matar al oponente, sino obtener una satisfacción. Poner en jaque la propia vida y la del oponente. Los participantes de un duelo correctamente planteado no fueron por lo general perseguidos, y en los casos en que sí lo eran, no se les encarcelaba por tal motivo. Se consideraba que sólo los caballeros (aristócratas o adinerados) eran quienes tenían un honor que defender, y por lo tanto solo la alta sociedad era merecedora de este honor: si un caballero era insultado por alguien de la clase baja, aquel no lo retaba a duelo, sino que le infligía algún castigo físico o instigaba  a sus sirvientes para que lo hicieran.La victoria en duelo se reconocía como un acto de heroísmo y no como un asesinato, y el estatus social del vencedor se veía incrementado. Durante el Renacimiento temprano, la práctica del duelo establecía la respetabilidad de un caballero, y era el medio aceptado para resolver disputas. En aquellas sociedades, el duelo era entendido como una alternativa mejor que otras formas de resolución de conflicto entre las partes.